martes, 25 de junio de 2013

La verdad sobre los "Súper Alimentos"

Para empezar, no se les debería llamar así porque incluso la UE ha prohibido usar esta denominación en el etiquetado de los alimentos.

Aunque es cierto que una dieta saludable te puede ayudar a prevenir muchas enfermedades crónicas como la diabetes, cáncer, enfermedades de las arterias y del corazón... Este efecto preventivo no se le puede atribuir a tan sólo un pequeño grupo de alimentos con "súper poderes" sino al conjunto de la dieta ya que aunque algunos alimentos destacan en ciertos nutrientes, otros los complementan con otros tipos de nutrientes, por lo que en la variedad de los alimentos saludables y en la moderación de los que no nos convienen tanto está la clave.

No se trata de tomar "Súper Alimentos" sino de tener una "Súper Dieta"

Aunque es cierto que algunos suplementos sí que tienen suficientes principios activos que pueden tener un efecto positivo para nuestra salud, como es el caso de los suplementos de ajo. Pero tenemos que tener en cuenta dos cosas: Por un lado que este efecto, en este caso el efecto anticoagulante para evitar los trombos, se consigue porque su principio activo está muy concentrado por lo que por mucho ajo que tomes en tu dieta normalmente no vas a conseguir este efecto (ya que tendrías que tomar al menos 28 dientes de ajo al día...).
Por otro lado, tenemos que tener en cuenta que aunque sea un suplemento natural puede tener graves interacciones con los fármacos que estás tomando. En este caso, son precisamente las personas que tienen más riesgo de sufrir un trombo las que pueden decidir tomar los suplementos de ajo por su poder anticoagulante, pero puede que ya estén bajo tratamiento farmacológico y que estén tomando un anticoagulante como el Sintróm o la Warfarina ¡y entonces se podría producir un derrame!


Gran parte de los alimentos considerados como milagrosos son aquellos que son especialmente ricos en antioxidantes (Vitaminas A, C y E, carotenoides, Selenio, Flavonoides...) ya que son necesarios para bloquear los radicales libres que se producen constantemente en todas las células de nuestro cuerpo y que dañan a nuestras proteínas e incluso a nuestro ADN. Esta es una de las razones principales por la que se insiste en que tenemos que tomar más fruta y verdura. Pero el tomar un suplemento que tenga antioxidantes provenientes de alguna fruta o verdura no va a compensar que nuestra dieta escasee en estos alimentos, además de que se ha visto que no tienen el mismo efecto cuando no están formando parte del alimento del que provienen e incluso pueden llegar a ser perjudiciales para nuestra salud.

En las siguientes entradas profundizaré más sobre cada uno de los súperalimentos y explicaré cuáles están respaldados por serias evidencias científicas y cuáles son tan sólo unos "sacacuartos".