jueves, 22 de noviembre de 2012

Síndrome del Intestino Irritable

¿Qué es?

El síndrome del intestino irritable (SII), más popularmente conocido como colon irritable, es un trastorno intestinal frecuente que puede causar cólicos, gases, distensión abdominal, diarrea y estreñimiento. 

Ciertos alimentos pueden desencadenar los síntomas del SII, al igual que el estrés emocional, las infecciones y traumas físicos.

El SII es uno de los motivos más frecuentes para acudir al médico, ya que afecta a 1 de cada 5 personas, aunque no todas lo tienen diagnosticado porque sólo una pequeña parte de estas acude al médico por estas molestias. Este síndrome normalmente comienza en la adolescencia, aunque puede presentarse a cualquier edad. Como curiosidad, es casi dos veces más común en las mujeres que en los hombres.

No es lo mismo que la enfermedad inflamatoria intestinal, que abarca la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa; ya que en el SII la estructura del intestino es normal.

¿Qué es lo que causa el SII?

Se desconoce la causa específica, aunque sí que se sabe que tiene un componente hereditario. Estas personas son más sensibles al dolor, el malestar y la saciedad en comparación con aquellos que no tienen el síndrome. 

Algunos alimentos, como la leche, el chocolate, la cafeína, las comidas con alto contenido en grasa, las comidas rápidas y las muy condimentadas también suelen desencadenar el SII. En algunos casos, jamás se encuentran los desencadenantes.

Puesto que los nervios del colon están relacionados con el cerebro, el estrés y los conflictos (como los problemas familiares, exámenes, exceso de trabajo...) pueden afectar el funcionamiento del colon al acelerar su ritmo y a la vez enlentecer el estómago (esto también le ocurre a las personas sanas, aunque con mucha menos intensidad).

¿Cuáles son los síntomas del SII?

Es frecuente presentar como mínimo dos de los siguientes síntomas durante por lo menos tres meses al año:
  • Dolor o malestar que se alivia después de la defecación.
  • Dolor o malestar acompañado por cambios en la frecuencia con la que se tiene que ir al baño.
  • Dolor o malestar acompañado por cambios en el aspecto normal de las heces. Algunas personas se estriñen y sus heces se endurecen (su tránsito es difícil); mientras que otras personas tienen diarrea.

¿Cómo se trata?

No hay cura par ael SII. Sin embargo, muchas cosas pueden ayudar a reducir los síntomas:
  • Cambios en la alimentación. Cuidar lo que comes ayuda a reducir o eliminar los síntomas del síndrome:
    • Evita tomar comidas muy copiosas, bebidas con cafeína, comidas muy condimentadas o con alto contenido de grasa u otras comidas que parecen desencadenar los síntomas. 
    • Las comidas bajas en grasas y ricas en proteínas pueden mejorar el dolor abdominal y la urgencia defecatoria.
    • Para mejorar la distención abdominal evita tomar alimentos flatulentos (alcachofas, coles, pimientos...).
    • Si tienes estreñimiento aumenta el consumo de alimentos ricos en fibra como la frutas, verduras, salvado de trigo... y de agua (toma 2 l diarios de líquidos)
    • Lleva contigo un diario de alimentación para determinar si ciertos alimentos o determinadas sustancias desencadenan los síntomas de SII; y posteriormente descarta de tu dieta los alimentos que sucesivamente te han causado trastornos.
  • Cambios en el estilo de vida y disminución del estrés. Si los síntomas parecen estar relacionados con el estrés, realiza técnicas de relajación (que te enseñen a respirar bien para relajarte), haz yoga, psicoterapia, o cualquier otra cosa que ayude a relajarte.
  • Ejercicio físico habitual. El ejercicio físico puede promover la buena digestión,   y por tanto va a mejorar el dolor abdominal y el estreñimiento. También es un modo excelente de liberar el estrés.
  • Medicamentos. En ocasiones los médicos recetan medicamentos para tratar los síntomas individuales del SII, por ejemplo, laxantes para aliviar el estreñimiento, medicamentos antidiarreicos, relajantes musculares o antidepresivos. Hoy día hay varios medicamentos nuevos dirigidos al neurotransmisor serotonina para tratar el SII. Habla con tu médico antes tomarte un medicamento de venta sin receta para los síntomas del SII.
  • Nuevas terapias con probióticos: Por ahora los únicos probióticos que parecen estar demostrando ser beneficiosos en estos casos son: Lactobacillus GG, Saccharomyces Boulardii y Bifidobacterium Infantis (aunque todavían se están estudando).
Aunque el SII puede ser incómodo y embarazoso, no causa problemas de salud graves. Con ciertos ajustes en la alimentación, estilo de vida y algunos fármacos se puede llevar una vida activa y sana.

Si quieres saber más sobre otras enfermedades del intestino pincha sobre ellas:

Enfermedad Inflamatoria Intestinal
Enfermedad de Crohn
Colitis Ulcerosa