domingo, 18 de noviembre de 2012

¡Muévete y adelgaza en el trabajo!


  • Deja el coche en casa y coje el autobús (así por lo menos te obligas a andar hasta las paradas...). 
  • Bájate del autobús 1 ó 2 paradas antes y da un paseo el resto del camino.
  • Ve andando a trabajar si vives cerca (menos de 30 minutos). Si tienes bicicleta, utilízala para transportarte siempre que puedas.
  • Evita los ascensores y las escaleras mecánicas, en su lugar coje las escaleras.
  • Si usas el coche, aparca un poco lejos de tu trabajo y camina el resto del camino.
  • Dedica 10 minutos de tu descanso para el almuerzo para dar un paseo rápido.
  • Ve a las mesas de otros compañeros de trabajo para hablar con ellos en vez de enviarles un correo electrónico.
  • Haz sencillos ejercicios de estiramiento. Estira los brazos, piernas, cuello y torso mientras se está sentado. Esto ayudará a evitar el sentimiento de rigidez o entumecimiento:
    • Estira tu cuello, mueve tu cabeza hacia adelante y hacia atrás, de lado a lado y mira hacia la derecha y a la izquierda. No muevas tu cabeza alrededor de tu cuello, esto podría dañar las articulaciones de tu cuello.
    • Mueve y sacude tus muñecas regularmente. Esto prevendrá el temido síndrome del túnel carpiano especialmente si escribes mucho.
    • Ten en cuenta que la gente tiende a encorvarse en frente del teclado. Para contrarrestar esta situación, realiza el siguiente ejercicio: Abre tus manos a lo ancho, como si fueras a abrazar a alguien, mueve tus muñecas hacia adelante y hacia atrás (el pulgar de arriba a abajo) y lleva tus hombros hacia atrás. Sentirás una estiramiento en el área de escapular.
    • Contrae tus abdominales y los músculos de los glúteos, mantenlos así por unos segundos, luego relájate. Haz esto durante el día mientras estás en tu silla.
    • Para fortalecer los cuádriceps (de esta manera protejerás las rodillas y no te dolerán), cuando estés sentado aprieta los muslos empujando hacia abajo.