sábado, 13 de octubre de 2012

Las espinacas no tienen tanto hierro como se cree

"Porque el primer héroe que conocí fue este"
Efectivamente, tienen fama de ser muy ricas en hierro... Sin embargo, nuestro cuerpo no puede apenas absorber este mineral cuando se encuentra en este tipo de alimentos.

El hierro se puede obtener de los alimentos de origen animal o de los vegetales, pero su absorción va a ser muy distinta dependiendo de donde procedan. En el caso de las carnes y los pescados, debido a que el hierro se encuentra unido a la mioglobina (hierro hemo) se absorbe aproximadamente un 15 %, mientras que el hierro de los vegetales (no hemo), como por ejemplo el de las lentejas, apenas se va a absorber un 2 %. Las espinacas, además, tienen el incoveniente de que contienen muchos oxalatos, que impiden la completa absorción de este mineral (mientras que las lentejas tienen fitatos, que también actúan como secuestradores de minerales).

Un truco para aumentar la biodisponibilidad del hierro de los vegetales es acompañar la comida con alimentos ricos en vitamina C, como los pimientos; tomar un cítrico de postre, o acompañar la comida de una limonada o un zumo de naranja.