sábado, 20 de octubre de 2012

Comer por la noche NO engorda más.

Es falso que algunos alimentos engorden más cuando se toman a determinada hora del día (lo que se conoce como cronodieta), y tampoco afecta a la pérdida de peso el orden de los alimentos consumidos.

Lo único que va a determinar que engordemos o adelgacemos va a ser que tomemos más o menos calorías de las que nuestro cuerpo esté gastando. Lo que sí que es cierto es que si tomamos la mayoría de las calorías en la primera mitad del día, aparte de que rendiremos más tanto física como intelectualmente, será más probable que estemos más saciados a lo largo del día y al final de ese día habremos comido menos. De hecho hay muchos estudios que demuestran que las personas que suelen saltarse el desayuno tiene más sobrepeso.

Lo importante es llevar una alimentación variada y equilibrada repartida en 4 o 5 comidas al día y realizar ejercicio físico de forma regular.